¿Qué es el cine del oprimido?

 

El Cine del Oprimido es un término que hemos acuñado en Unocine para denominar la Pedagogía de nuestra escuela de cine. Partimos de los planteamientos de Paulo Freire en su Pedagogía del Oprimido y de los de Agusto Boal en su Teatro del Oprimido. De Freire a Boal, un camino muchas veces recorrido por los que nos dedicamos a poner en práctica las Pedagogías de la Expresión, esta vez, en Unocine, trataremos de aplicarlas al Cine.

Aprender cine del oprimido no consiste en aprender a repetir formas de contar, sino a contar con nuestras propias formas.

Hacer cine del oprimido consiste en reapropiarnos de la cultura y de los circuitos a los que se nos ha vetado el paso. Ejercermos nuestro derecho a expresarnos a través del arte, para dar voz en imágenes a nuestras vidas.

El cine del oprimido está al servicio de la la liberación permanente, de la humanización de las personas.

Nuestro alumnado es diverso, mayoritariamente menores de edad, los últimos de la clase, los últimos en enterarse, los repetidores, los que molestan, algunos de ellos son pequeños supervivientes de realidades dramáticas, otros, llegan de la calle, sin familia, otros van de centro en centro, otros son inmigrantes.

El cine del Oprimido trata de empoderar a los menores excluidos, dándoles voz y las herramientas necesarias para expresarse artísticamente a través del cine.

El cine no es, el cine está siendo.

Entendemos el cine como una experiencia creadora, una experiencia entre la acción y la reflexión.

La Escuela UNO CINE no es una escuela convencional, tampoco es una escuela para oprimidos, sin embargo, sí hacemos cine del oprimido, una forma más para reinventar el cine.